21 de enero de 2012

¿Qué pinta Pinto en la Copa?

No acostumbro a escribir de fútbol (últimamente de casi nada) porque es un tema que se presta mucho a la interpretación. Las discusiones al respecto no suelen aportar mucho y, aunque intentes ser objetivo, los que te leen no siempre lo entienden así. De todas maneras, me gustaría comentar algo a propósito del último enfrentamiento entre el Real Madrid y el Barcelona (si queréis leer opiniones sobre el partido, Notas de fútbol es un buen sitio).

Los equipos profesionales de cierto nivel, como estos dos, tienen unas plantillas extensas, con varios jugadores de calidad por puesto con una excepción: la portería. Es en esta demarcación donde existe una mayor diferencia de calidad y experiencia entre el teórico titular y el suplente. A fin de cuentas, los porteros no sufren tantas lesiones como el resto y se trata de una posición en la que los entrenadores no gustan de probaturas, y una vez alguien se hace con la titularidad no suelen dar oportunidades al que se queda en el banco. Así, lo normal es tener un portero experimentado de titular y como segunda opción alguna promesa joven por curtirse. De esta manera se libera dinero para invertir en otros puestos.

Por todo lo dicho resulta curioso ver a un jugador como José Manuel Pinto defendiendo la portería del Barcelona en la Copa del Rey y frente a todo un Real Madrid (imagino que los cardiólogos en Barcelona, como en su día con Busquets, estarán encantados de verlo como titular). Se dice que el gaditano es un hombre de peso en el vestuario del equipo, y el que juegue la Copa del Rey sería una manera de motivarle y de hacerle partícipe de los éxitos que pueda conseguir el equipo, además de darle minutos por si es necesaria su presencia en algún momento en la temporada.

Los argumentos parecen válidos, pero teniendo a Víctor Valdés, ¿no es un riesgo muy alto jugar la Copa con Pinto de titular? No se entiende que Guardiola, una persona inteligente, no le dé minutos en una competición larga como la Liga, en la que la diferencia de calidad entre ambos no tendría tanta incidencia. En un torneo de eliminatorias a todo o nada, en el que un error te puede dejar fuera, alinear a Pinto no parece la mejor estrategia.

4 de abril de 2010

Un genio en la familia

Debido a mi pasado profesional y a los contactos que he ido haciendo desde que empecé a escribir este blog, he tenido la oportunidad de conocer a mucha gente en el mundillo de Internet y las nuevas tecnologías. Curiosamente, ahora me entero de que un primo mío, y el más pequeño, Manuel Martínez-Almeida (¡quince años!) ha desarrollado él solito un pedazo de juego para iPhone y iPod Touch, Abstractwar 2.0, que está por toda la Red y cosechando buenas críticas.

Manuel, que está preparando una versión HD del juego para iPad, tiene su propio blog, (también está en Twitter) donde cuenta su experiencia como desarrollador. Aquí tenéis el vídeo de la entrevista que le hicieron en Antena3TV:


El talento de Manuel (algo habrá en los genes familiares, me repito con esperanza), evidenciado de manera tan precoz, me lleva a pensar en tanta capacidad dormida con la que nos cruzamos todos los días, pero que no llega a materializarse. Cosas de España, un país de genios solitarios, sin una cultura que favorezca a los emprendedores y en la que todos buscan a papá Estado como salvación.

Hoy, más que nunca, necesitamos jóvenes como Manuel.

22 de marzo de 2010

Funcionarios a tutiplén: ¿amenaza u oportunidad?

El personal al servicio de las administraciones públicas en España ascendía a mediados del año pasado a más de 2,6 millones de personas según el Ministerio de la Presidencia (más de 3 millones según la EPA). Se trata de un colectivo muy numeroso y que goza de mala imagen entre muchos ciudadanos (aunque no pocos envidien sus condiciones laborales), al que acusan de ineficiente,lento , falto de espíritu de servicio*o insolidario, entre otras lindezas.

Quejarse a estas alturas del número de funcionarios y similares vale de poco. Sobran muchos (aunque no en todas partes por igual), pero lo cierto es que no podemos despalancarnos de empleados públicos de un día para otro. Así las cosas, con la crisis económica que atenaza España, ¿por qué no ver esta situación como una oportunidad? ¿No nos beneficiaríamos todos si el mayor empleador del país hiciese las cosas mejor? ¿Cómo hacerlo?
  • Instaurando una cultura de la eficiencia: poniendo a la gente a trabajar, dándoles claros objetivos, midiendo sus resultados y premiando si es necesario. Fomentando la proactividad y buscando la capacidad emprendedora interna.
  • Evitando los abusos: horarios que no se cumplen, comisiones de servicio que no son tal, excedencias, incompatibilidades que no se respetan, oposiciones a medida, etc.
  • Haciendo cumplir el régimen disciplinario que los regula. Existen normas y castigos. Que se apliquen.
  • Mejorando la movilidad entre organismos para reforzar aquellas áreas más necesitadas y eliminando capacidad ociosa.
  • Congelando las nuevas contrataciones (excepto aquellas inaplazables), amortizando puestos, etc.
En definitiva, hace falta un esfuerzo de racionalización de las administraciones públicas que nos lleve a cuestionar todo: dimensión, funcionamiento, costes, duplicidades, economías de escala, servicios a proveer y financiación de los mismos, condiciones laborales, reclutamiento, etc. De paso cerraríamos espacios a la corrupción.
  • Otra idea que surge frecuentemente al comentar este tema es aquella que sugiere bajar los salarios de los empleados públicos (ya aplicada en algunos países). Personalmente soy partidario de congelarlos, pero no de bajarlos. Aceptando que un funcionario tiene menor incertidumbre en su vida laboral que un empleado del sector privado, a igualdad de sueldo parece lógico esperar que el primero ahorre menos, ya que tiene más información para ajustar su presupuesto. Si ahora bajamos el salario a este colectivo muchos (cientos de miles) dejarían de poder hacer frente a sus deudas. Otra cuestión es que los sueldos se reduzcan en las nuevas contrataciones (como está ocurriendo en el sector privado).
De hecho, si se trata de incentivar el consumo, olvidando cuestiones como las cuentas públicas y forzando el argumento, ¿por qué no subir el sueldo a un grupo de trabajadores, los empleados públicos, con una propensión marginal al consumo más alto? ;)
Es broma, por supuesto, pero, ¿nadie echa en falta creatividad en las [escasas] propuestas ante la crisis?

Ya terminando, el objetivo final al que debemos aspirar es una administración excelente, más productiva, que aporte al resto de la sociedad. Todos saldríamos ganando: las empresas operarian en un marco más seguro y ágil, los ciudadanos disfrutarían de mejores servicios y con menor coste y los mismos empleados públicos se sentirían más útiles y motivados y estarían mejor valorados.

El cómo trabaja un 13,5% de la población del país (una de cada seis personas con empleo) tiene necesariamente que notarse. El peso de las administraciones públicas convierte su gestión en una variable muy importante a la hora de influir en la marcha de la economía en su conjunto. Más nos vale hacerlo bien porque el déficit público da miedo y el recurso a la deuda tiene su precio.

Otros que han escrito sobre este tema:

_________

(*) Quizá si en vez de llamarles funcionarios les denominásemos public servants como en otros países (servidores/sirvientes públicos) empezaría a cambiar esa percepción (desde dentro y desde fuera).

21 de febrero de 2010

Desgobierno al rescate

Leo en El Mundo: España paga cinco millones de rescate para liberar a los tres cooperantes.

Si esto es verdad, aviados vamos. Malo es que se acabe pagando a unos terroristas. Peor aún que se sepa. ¿Qué consecuencias puede traer algo así? Se me ocurren varias:
  • Debilitamiento de la posición negociadora en un rapto cuando haya un español por medio.
  • Una mayor posibilidad de cobrar rescate puede inclinar a algunos a secuestrar cuando antes no lo hacían (la recompensa esperada es mayor para un mismo riesgo de ser detenidos ).
  • El aumentar las posibilidades de lucrarse con el secuestro de un español debe llevar a que terroristas y delincuentes comunes pongan su mira en ciudadanos españoles como objetivo preferente. (por otra parte, quizá podríamos exigir al resto de países una ayuda por reducir el riesgo de sus nacionales ;)
    • Aumento de la prima de riesgo de los proyectos empresariales de empresas españolas por el mundo. Es decir, estamos reduciendo la capacidad de competir de estas compañías.
    • Empeora la empleabilidad de los españoles en el extranjero (mayor riesgo = mayor coste). Un detalle más en un país con cuatro millones de parados.
    • Las compañías de seguro deberían revisar, al alza, el precio de algunos de sus productos.
    • ¿Qué ocurre con la gente que, en España, haya pagado rescates con anterioridad? ¿Se los va a exonerar? A aquellos condenados por este hecho, ¿se les va a indultar? Yendo más allá, ¿se les va a indemnizar? ¿Y qué decir de aquelllos casos en los que el Estado no se hizo cargo del rescate?
    • Entra en juego, nuevamente, el concepto de moral hazard, que tanto hemos manejado en la crisis financiera actual. Ciertos individuos pueden adoptar conductas más arriesgadas al confiar en un rescate por parte de su gobierno.
    • Etc.

    31 de diciembre de 2009

    Embarcando a duras penas

    El aeropuerto. Una larga cola ante la puerta de acceso al avión, iniciada veinte minutos antes de la hora prevista de embarque por un avispado que se ha apoyado en el mostrador, y al que han seguido, en un abrir y cerrar de ojos, un centenar de personas temerosas de no encontrar sitio para su ajustado equipaje de mano (mochila con ocho kilos + ordenador portátil + bolso de señora + bolsa del duty free con un par de botellas de vino y unos huevos Kínder para los niños). ¿A que os suena la estampa?

    Para evitar el follón que puede montarse si todo el mundo aborda el avión a la vez, las aerolíneas aplican un método consistente en embarcar por grupos de filas a los pasajeros, empezando por aquellos sentados al fondo de la aeronave. Este método, que resulta muy útil, se emplea siempre en grandes aviones, y con menor frecuencia a medida que el tamaño de los mismos se reduce.


    La foto* es de Enrique Dans
    , y el individuo espigado con gafas con cara de me están sacando una foto pero no pienso mirar es Juan Freire

    La idea parece buena. Sin embargo, y hablo de mi experiencia (unos cien vuelos al año, en su mayoría internacionales), cuando se utiliza (y lo normal es que no se haga) lo que acaba ocurriendo es que los pasajeros se saltan a la torera las instrucciones de embarque, ya sea porque no entienden el idioma en que aquellas se imparten, porque no las respetan o porque ni siquiera saben dónde les toca sentarse**.

    Y lo que es peor, el personal de las aerolíneas no hace cumplir las normas. Volviendo a mi experiencia particular, la gente va embarcando y a nadie se le echa para atrás (recordemos que las colas se forman muchas veces antes de las instrucciones de embarque, y aún así de ellas no se mueve nadie al escuchar las indicaciones). Tampoco se suele llamar a los rezagados del grupo de filas que está abordando.

    Termino con una anécdota. Un día, en un viaje nacional, llegué al embarque cuando la cola estaba formada y, viendo que la gente entraba por filas, que yo me sentaba al final de avión y que nadie en la cola hacía ademán de dejar pasar a los demás hasta que llamasen a su fila, me encaminé al mostrador. Allí pregunté a la responsable si tenía inconveniente en que esperase a su lado hasta que llamasen a las primeras filas para entrar en ese momento, dado que no se respetaba el procedimiento establecido. La azafata me miró con cara de sorpresa, me pidió la tarjeta de embarque y me invitó a entrar. Eché la vista atrás, vi a cien personas en la cola y me colé (técnicamente lo hice para unos pocos). ¿Remordimientos? Ninguno.

    Aprovecho este último post del año para desearos un feliz embarque (cuidado con las uvas) y una buena travesía en 2010.

    _________

    (*) Para ser justos, la foto es de la cola ante un control de seguridad en la terminal T4 del aeropuerto de Madrid-Barajas.
    (**) Sí, sigue pasando. También los hay que se sientan donde no les corresponde. Cosas de la popularización de la aviación comercial.

    27 de diciembre de 2009

    El filtro de spam de Gmail no se fía de Google

    Curioso. Gmail ha identificado como spam la notificación que me ha enviado Blogger tras publicar el post anterior (funcionalidad BlogSend Address). Es el tercer correo que aparece en la lista:

    AutoSpam
    clic para ampliar

    Si abro el correo, Gmail me informa de que el mensaje probablemente ha sido falsificado y no proviene de mi cuenta:
    AutoSpam2
    clic para ampliar

    Efectivamente, el correo lo envía Google. A mi nombre. Desde mi cuenta de Blogger. La misma que uso para Gmail y unas cuantas aplicaciones más.

    Efectividad policial

    Crimen

    El Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Badajoz, tras nueve años de investigación, ha esclarecido las circunstancias que rodearon un homicidio cometido hace siete años. (elmundo.es)

    Y eso que empezaron a investigar dos años antes de que se cometiera el crimen. Confiemos en que, en el futuro, intenten evitarlos antes de que ocurran.

    19 de diciembre de 2009

    España: esto es lo que hay

    Leo en el Economist:
    Spaniards are not especially big gamblers, with spending per head below the average for the European Union, according to a 2006 study by London Economics, a consultancy. Yet they spend about €12 billion a year on lottery tickets, over 1% of GDP—almost as much as the country spends on research and development. Roughly three-quarters of them participate in the Christmas lottery.
    Gamblers United
    Es decir, que los españoles gastamos casi lo mismo en lotería que en I+D. No creo que sea la solución para la crisis que atravesamos, pero muchos pensarán que de ilusión también se vive.

    El artículo, por cierto, cita a Mauro Guillén, que fue profesor mío hace ya unos años.

    16 de noviembre de 2009

    Los tablets lo van a cambiar todo. Empezando por nuestra manera de hablar

    post diccionario tablet

    Todo cambio tecnológico se enfrenta a resistencia por parte de aquellos que ven amenazada su posición por la novedad, a la que se suma una tendencia natural del hombre a sobrevalorar el pasado frente al presente. Quizá entre en juego aquí nuestra facilidad para olvidar lo malo y quedarnos con lo bueno.

    Los vídeojuegos, Internet, los móviles, los SMS, etc, etc. Todos culpables de embrutecer a la juventud y de limitar su capacidad. Pues bien, llega ahora un nuevo candidato: el libro electrónico, tablet, ereader o como queramos llamarlo, que está destinado a poner patas arriba el modelo de negocio editorial, entre otras cosas. Como a muchos, la popularización de dispositivos de este tipo me parece apasionante, y realidades como el Kindle de Amazon (Enrique Dans lo reseñaba hace unos días), el Nook de Barnes and Noble, el Daily Edition de Sony o proyectos como Courier (Microsoft) y el tApplet, del que tanto se habla y apenas se ve nada, prometen poco menos que el paraíso en la tierra.

    En los últimos años una de las quejas más frecuentemente aireada por políticos y medios de comunicación es la que versa sobre el analfabetismo funcional creciente entre los jóvenes: los chavales apenas leen y no saben expresarse por escrito, su vocabulario es pobre y su cultura es básicamente visual. Únicamente se salen de las tablas cuando de enviar SMS se trata. Se me ocurren varios comentarios a todo esto:

    • Lo cierto es que, pese a Youtube y compañía, nunca se ha leído tanto como ahora. Echémosle la culpa a Internet.
    • La inteligencia media de la población ha aumentado (efecto Flynn). Varios factores influyen: la mejora en las condiciones de vida, una selección natural de los más aptos, cambios sociales y una vida moderna más compleja. No hay más que comparar la trama de una película de hoy en día, y da igual el género, con las que se rodaban en los años 50, como ejemplo de lo mucho que han cambiado las cosas. Por no hablar de los videojuegos.
    • El sistema educativo español deja mucho que desear, con falta de exigencia a alumnos y profesores, escaso reconocimiento social de los profesionales de la enseñanza, etc. A ello se suma que vivimos en un mundo globalizado en el que la competencia es feroz (por parte de los que están: primer mundo) y creciente (por parte de los que vienen: países en desarrollo).
    • Unido al punto anterior, los padres han delegado en la escuela la tarea de educar a sus hijos, tanto en lo que atañe a conocimientos técnicos como en valores y actitudes. Se han convertido en unos abuelos más (a los hijos que los eduquen sus... profesores).
    • Tanto los medios de comunicación como los políticos siguen empeñados en buscar la paja en el ojo ajeno.
    Pues así y todo, no se preocupen señores míos. La tecnología nos va a ayudar a meter en vereda a estos chavales. El simple acceso a un diccionario cuando leamos con uno de estos dispositivos va a ser revolucionario. Hasta ahora, si queríamos saber qué significaba una palabra en un texto estábamos obligados a dejar la lectura, buscar en el diccionario (ese libro tan manejable) y volver donde lo habíamos dejado. Un sistema enojoso como poco que tiene sus días contados.

    La posibilidad que se abre ahora de conocer al instante, mediante un simple clic, el significado de una palabra, puede mejorar notablemente el vocabulario general de la población y, por ende, su comprensión lectora, lo que necesariamente debe traer consecuencias. Por ejemplo:
    • Mayor facilidad de los jóvenes para el pensamiento abstracto, lo que influirá en sus habilidades para las matemáticas, la filosofía y otras disciplinas, en sus decisiones de carrera posteriores y, a largo plazo, en el avance en dichos campos.
    • El lenguaje oral se verá lógicamente afectado, pudiendo disminuir las diferencias intergeneracionales o el uso de jergas. Quizá ayudando a una uniformización del mismo.
    • Consecuencias en el aprendizaje de un idioma extranjero, al aumentar el léxico básico de los mismos. Por otra parte, un diccionario integrado hará más fácil la adquisición de vocabulario de otra lengua.
    Desde el punto de vista de la literatura podemos esperar más cambios:
    • Vuelta de tuerca en la complejidad media de los títulos literarios.
    • Los clásicos resultarán más accesibles.
    • Cambios en la jerarquía de autores, tanto en popularidad como en ventas, adecuándose a gustos cambiantes en la población, que valorará autores que se pierden hoy en la larga cola.
    Es decir, cambios importantes (algunos mucho), y ello sin tener en cuenta todas las posibilidades que los dispositivos traen consigo, y que impactarán algunos de los puntos anteriores (la educación cambiará radicalmente). La respuesta la tendremos dentro de unos años, pero me inclino a pensar que la popularización de los tablets hará palidecer nuestro actual dominio del lenguaje.

    Para terminar recordemos que la llegada de nueva tecnología no es la panacea. Son necesarios cambios, especialmente a nivel social y en nuestro sistema educativo. No olvidemos además que esta ola tecnológica afectará a todos los países, por lo que no será una ventaja competitiva para nadie a medio plazo.

    Más sobre el libro digital en Breves apuntes sobre el libro y su futuro.

    9 de noviembre de 2009

    5 de julio de 2009

    Monarquías, empresas familiares y el principio de Peter: la amenaza de las ovejas negras

    Vía Barcepundit leía ayer una entrevista con Iñaki Anasagasti en la que se despachaba contra la monarquía española, y ello me llevó a pensar una vez más sobre cuál puede ser el futuro de una institución como aquella en un país democrático (desde hace muy poco tiempo, no lo olvidemos) como España. O en cualquier otro país, qué diantre.

    En mi opinión una monarquía como la española está condenada a desaparecer, entre otras razones, porque se salta a la torera el principio de Peter1. Me explico. El príncipe Felipe está llamado a ser rey de España por ser el mayor hijo varón de los reyes actuales. No ha sido elegido para ello por méritos personales, por ser el que más capacidad tiene, el más inteligente, etc.

    El sistema hereditario no evita, pues, que una oveja negra llegue a reinar y acabe arruinando a la institución. Evidentemente existen medidas para paliar este problema (que no eliminarlo): formación de los posibles herederos, matrimonios adecuados que hagan 'sentar la cabeza', presiones para abdicar, etc. No olvidemos que una monarquía tiene detrás un montón de intereses políticos y económicos que harán lo que esté en su mano por preservar el statu quo.

    oveja negra

    Un problema parecido existe en las empresas familiares, pero aquí el patriarca no tiene, como en un sistema monárquico, las manos atadas. Tiene la posibilidad de elegir a aquella persona que va a llevar las riendas del negocio, pudiendo tomar decisiones que amplíen el abanico de posibilidades que se le presentan: puede tener más hijos o confiar en hijos políticos, otros familiares, etc. Si la empresa familiar tiene la suficiente entidad puede probar a los distintos candidatos, repartir responsabilidades, etc., poniendo en marcha un proceso de selección natural del candidato idóneo. A modo de ejemplo, en un reciente e interesante artículo2 sobre Carlos Slim publicado por The New Yorker podemos leer en un pasaje:

    On one side were Slim and his team, including his son Carlos, Jr., who runs the family holding company; his nephew Héctor Slim, who is the C.E.O. of Telmex;
    his son-in-law Danny Hajj, who runs América Móvil; and another son-in-law, Arturo Elías, who is Slim’s spokesman.
    Un hijo, un sobrino y dos yernos colocados en puestos de máxima responsabilidad por uno de los hombres más ricos del mundo. ¿Y que gane el mejor?

    _________

    (1) Del Principio de Peter (en una jerarquía, todo empleado tiende a ascender hasta su nivel de incompetencia) se ha escrito aquí en varias ocasiones.

    (2) Podéis encontrar un documento PDF con el artículo completo aquí.

    24 de mayo de 2009

    Veteranos de la blogosfera

    ALT1040 es uno de los blogs en español más influyentes del mundo. Ayer cumplió siete años en la Red, ¡enhorabuena! Y para celebrarlo, un pequeño pasatiempo: encuentra la noticiAD en este minipost.

    noticiADs

    5 de mayo de 2009

    Swine Flu Pooh

    Recibido por email:

    Swine Pooh

    Más o menos:
    Mientras los dos amigos paseaban por la nieve de camino a casa, Piglet se sonreía pensando en lo afortunado que era al tener a un amigo como Pooh.

    Pooh pensaba: "como el cerdo estornude, está muerto".

    26 de abril de 2009

    Contables en pie de guerra en EE.UU.

    La SEC (algo así como la CNMV para EE.UU.) quiere que a partir de 2014 todas las empresas estadounidenses utilicen las reglas internacionales de contabilidad (IFRS), presentes en la mayor parte del mundo, en vez de las domésticas GAAP.

    La FASB, organismo que regula el desarrollo de las GAAP no está por la labor, pues perdería su influencia a manos de la IASB (homólogo para las IFRS), con sede en Londres. Así pues, financió un estudio llevado a cabo por un grupo de profesores de prestigiosas universidades estadounidenses (MIT, Wharton, Chicago) para evaluar los efectos que tendría el cambio en las normas contables.

    La investigación pone de manifiesto los pros y contras del cambio (por el que apuestan las empresas), pero al menos el artículo que la resume no incluye un aspecto fundamental a mi modo de ver: cómo la unificación de las normas contables impacta directamente en la profesión de contable.

    ¿Y cómo es eso? Básicamente reduciendo las barreras de entrada a la profesión y los costes de cambio del personal. Podemos esperar así un aumento en la rivalidad del mercado de contables que reducirá a medio plazo la remuneración percibida por los profesionales. Por supuesto, en el corto plazo, habrá mucho trabajo de consultoría y adecuación de los sistemas informáticos, pero en unos años el 'chollo' se habrá acabado.

    ___________

    Y siguiendo con el tema de las distintas normas contables os dejo con un gráfico que refleja la diferencia sustancial en el tamaño de los activos de un banco (en este caso el Deutsche Bank) según utilice las reglas IFRS o GAAP para contabilizar, debida casi exclusivamente a la inclusión del valor de los derivados en bruto (IFRS) o neto (GAAP):

    IFRS vs GAAP

    PD: Lo sé, lo sé. Tanta sigla en un post tan corto es infumable.

    23 de abril de 2009

    Cinco años más tarde...

    ... Abundando sigue vivo. Sé que últimamente no me prodigo mucho y espero enmendarme, pero la verdad es que siempre encuentro alguna excusa. En mi descargo diré que, desde hace un tiempo, paso tres semanas al mes fuera de España por motivos de trabajo, y el fin de semana me cuesta encontrar un momento para escribir.

    Un saludo para habituales y transeúntes ;)
    Creative Commons License
    This work is licensed under a Creative Commons License.