30 de agosto de 2005

A reina muerta reina puesta

En mayo del año pasado Hendrikje van Andel-Schipper se convirtió en la mujer más vieja del mundo (según el Libro Guinness). Ha pasado poco más de un año y ya se ha quedado sin record. Es lo malo de estas marcas, que no suelen durar mucho y encima no está uno en condiciones de disfrutar el logro. De hecho, la mujer que poseía el record anteriormente, Ramona Trinidad Iglesias-Jordan, sólo pudo gozar del mismo durante quince días. Y la predecesora de ésta, Charlotte Benkner, apenas ostentó la corona durante seis meses.

Sólo me queda felicitar a la agraciada, Elizabeth Bolden, y dejar unas preguntas en el aire:
  • ¿No sería mejor hablar de mejor marca del año, mes, etc.? El verdadero record sería el de aquél que haya vivido más tiempo, esté vivo o no.
  • ¿Para qué demonios sirven estos records?
  • ¿Quién mete todo esto en Wikipedia?

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons License.