6 de marzo de 2006

¿TeleFONica?

Aviso: este post contiene una serie de reflexiones rápidas, algo desordenadas, y el autor no es un técnico precisamente. Tan sólo pretende generar discusión ;)

Reconozco que el tema de FON me parece muy interesante. De hecho llevaba unos días dándole vueltas a algo como lo que leo hoy: Una alianza de operadoras europeas amenaza el proyecto Wi-Fi de Varsavsky. El artículo es de pago, pero Varsavsky lo comenta.

Pocos dudan de que, de aquí a unos años (no muchos), tendremos a nuestra disposición tecnologías inalámbricas más eficientes, como es el caso de WiMax, que mejorarán la cobertura y capacidad de transmisión de datos de WiFi*. Esto debería provocar una disminución de las barreras de entrada al negocio del acceso al reducir los costes de despliegue, la aparición de redes sobre redes, la potenciación de las comunidades wireless como FON (y la creación de nuevas alternativas), oferta de nuevos servicios, etc.

En principio los proveedores de acceso no están interesados en que sus usuarios compartan sus conexiones, y sólo lo permitirían en el caso de verlo como una ventaja competitiva (condenada a desaparecer en poco tiempo) o como un requisito necesario para competir.

Así, como comenta el artículo de Expansión, no resulta extraño que los operadores se sienten y piensen en la manera de adelantarse a lo que se les viene encima. Existe una serie de empresas con mucho dinero en el bolsillo (Microsoft, Google…) y con la idea de que la tecnología inalámbrica va a cambiar el panorama competitivo drásticamente. Las operadoras fijas y móviles no quieren convertirse en proveedores de contenidos antes de tiempo y tienen que exprimir la infraestructura al máximo.

La opción, pues, de lanzar un estándar propio para compartir conexión entre sus usuarios tiene lógica (les guste o no). Eso sí, un modelo como el que parecen querer lanzar en el que el acceso se circunscribe a una red de hotspots fijos perjudica el crecimiento de servicios sobre la misma, al limitar la innovación que sí genera una comunidad de millones de contribuyentes (usuarios que comparten) y, por ende, perjudica a los usuarios. Por otra parte, la opción de crear una alianza entre empresas que permita la conexión de sus usuarios y esté cerrada a nuevos entrantes no parece presentable desde el punto de vista competitivo.

Hablando de Telefónica, ésta podría permitir que sus usuarios compartiesen una pequeña parte de su conexión y cobrar a usuarios de otras redes. Sin embargo, su filial Telefónica Móviles (que es el principal contribuidor de ingresos al grupo y al que se rumorea quieren sacar de la bolsa) se vería en un aprieto: la VoIP sería la primera killer application en dispositivos móviles con conexión WiFi. Un dilema interesante el que afrontan las operadoras de móviles.

Es en este contexto cuando FON puede tener una oportunidad para convertirse en el estándar que buscan estas operadoras… o en la cabeza de playa de opciones alternativas (Google y compañía). La idea de que FON se convierta en proveedor se me antoja difícil, por los recursos necesarios (marketing, atención al cliente) y el horizonte temporal de generación de ingresos. Por ahora el proyecto de Varsavsky parece un reducto de internautas avanzados, y no tengo claro hasta qué punto su software resulta asequible para usuarios no tan geeks. Las empresas que pueden cortejar a FON, ahora o en el futuro, buscarán una tecnología que les permita generar costes de cambio a sus clientes para evitar su fuga. Y ello puede llevar a FON a desarrollar un firmware caja negra, a medida del cliente (operador), controlado y actualizado remotamente de manera transparente a un usuario sin conocimientos técnicos.

La otra baza de las operadoras actuales para apelar a sus clientes son las externalidades de red, en las que Telefónica Móviles ha centrado últimamente sus campañas publicitarias: somos 20 millones, hablar entre nosotros es más barato, etc., etc. Sin embargo esta ventaja irá diluyéndose a medida que surjan nuevas redes y opciones basadas en software (y hardware) open source que cuenten con el respaldo de nuevos entrantes. Además, la generalización de este tipo de servicios volverá a los usuarios más abiertos al cambio de proveedor. ¿Qué más ofrecer? ¿Contenidos exclusivos? ¿Tiene ello sentido para un creador de contenidos en un futuro de micropagos y venta auténticamente multicanal? Y no olvidemos que algunas empresas están entrando aquí con fuerza (Apple-Disney-Pixar, Yahoo…).

No estaría mal una sesión de brainstorming colaborativo (¿redundancia?) sobre FON y estas cuestiones. Lástima que el señor Martínez haya cerrado por vacaciones.


(*) En el post citado anteriormente Varsavsky comentaba el caso de 802.11n.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons License.