23 de agosto de 2005

El [dopaje] pasado siempre vuelve

El Mundo se hace eco de una información de L'Equipe: Las muestras congeladas de orina de Armstrong demuestran que en el Tour de 1999 se dopó con EPO.

Desconocía que era habitual guardar durante tantos años muestras de los deportistas. De hecho, en julio del año pasado, proponía algo similar en Deporte por un tubo:
Una mayoría intuye que el dopaje es habitual entre los deportistas de élite. Y se trata de una carrera en la que las autoridades deportivas están en desventaja: existe un desfase temporal (años) entre el uso de una sustancia o práctica dopante y el desarrollo de un test que la advierta.

¿Qué se podría hacer al respecto? Una posible solución sería establecer un período de mantenimiento de las muestras (varios años), durante el cuál serían sometidas a los nuevos tests desarrollados.

Lógicamente, para evitar un coste desmedido, se limitaría la recogida de muestras a ciertas competiciones (campeonatos del mundo, juegos olímpicos) y únicamente para finalistas o medallistas de las distintas pruebas.
Por otra parte no debe olvidarse que Lance Armstrong ha osado batir el record de victorias en el Tour de Francia. ¿Le concederán el beneficio de la duda? La noticia ya aparece en el artículo de Armstrong en la Wikipedia (en inglés).

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons License.