18 de agosto de 2005

Para fino el Economist (o las verdades del barquero)

El Economist es una de las revistas con mayor influencia en las altas esferas de la política y los negocios en el mundo. Basta echarle un vistazo a los testimonios de algunos lectores ilustres (Bill Gates, Michael Porter...). Así, me ha sorprendido leer el resumen de un artículo sobre la influencia del Gobierno en los medios en España:



Me gustaría leer el artículo entero porque prometer, promete. Y no digo que no sea cierto que los medios callan como putas cuando de licencias se trata (no me cabe duda de que así es) pero, leído aquí, suena fuerte, ¿no?

Confirmo, eso sí, que lo de "shut up like a whore" no lo han sacado del Google Translator, que traduce la dichosa expresión como "to shut up itself like one puta".

Por cierto, ¿cuántos ejecutivos aprenderán la expresión y la soltarán en algún momento para demostrar su familiaridad con el español? ;)

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons License.