5 de julio de 2009

Monarquías, empresas familiares y el principio de Peter: la amenaza de las ovejas negras

Vía Barcepundit leía ayer una entrevista con Iñaki Anasagasti en la que se despachaba contra la monarquía española, y ello me llevó a pensar una vez más sobre cuál puede ser el futuro de una institución como aquella en un país democrático (desde hace muy poco tiempo, no lo olvidemos) como España. O en cualquier otro país, qué diantre.

En mi opinión una monarquía como la española está condenada a desaparecer, entre otras razones, porque se salta a la torera el principio de Peter1. Me explico. El príncipe Felipe está llamado a ser rey de España por ser el mayor hijo varón de los reyes actuales. No ha sido elegido para ello por méritos personales, por ser el que más capacidad tiene, el más inteligente, etc.

El sistema hereditario no evita, pues, que una oveja negra llegue a reinar y acabe arruinando a la institución. Evidentemente existen medidas para paliar este problema (que no eliminarlo): formación de los posibles herederos, matrimonios adecuados que hagan 'sentar la cabeza', presiones para abdicar, etc. No olvidemos que una monarquía tiene detrás un montón de intereses políticos y económicos que harán lo que esté en su mano por preservar el statu quo.

oveja negra

Un problema parecido existe en las empresas familiares, pero aquí el patriarca no tiene, como en un sistema monárquico, las manos atadas. Tiene la posibilidad de elegir a aquella persona que va a llevar las riendas del negocio, pudiendo tomar decisiones que amplíen el abanico de posibilidades que se le presentan: puede tener más hijos o confiar en hijos políticos, otros familiares, etc. Si la empresa familiar tiene la suficiente entidad puede probar a los distintos candidatos, repartir responsabilidades, etc., poniendo en marcha un proceso de selección natural del candidato idóneo. A modo de ejemplo, en un reciente e interesante artículo2 sobre Carlos Slim publicado por The New Yorker podemos leer en un pasaje:

On one side were Slim and his team, including his son Carlos, Jr., who runs the family holding company; his nephew Héctor Slim, who is the C.E.O. of Telmex;
his son-in-law Danny Hajj, who runs América Móvil; and another son-in-law, Arturo Elías, who is Slim’s spokesman.
Un hijo, un sobrino y dos yernos colocados en puestos de máxima responsabilidad por uno de los hombres más ricos del mundo. ¿Y que gane el mejor?

_________

(1) Del Principio de Peter (en una jerarquía, todo empleado tiende a ascender hasta su nivel de incompetencia) se ha escrito aquí en varias ocasiones.

(2) Podéis encontrar un documento PDF con el artículo completo aquí.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons License.